Artículos

Artículos

Aprender a programar en un Bootcamp

26 · Sep · 2016

Hay muchas formas de aprender a programar. Las tradicionales, como la Universidad o la Formación Profesional; el autoaprendizaje con libros, cursos online, etc. o yendo a academias de programación.

Alrededor del año 2011 aparecieron, en San Francisco, los cursos en formato Bootcamp. Un modelo educativo intensivo para enseñar a programar en un periodo muy corto de tiempo. Este modelo tiene sus detractores, quienes argumentan que no es posible convertirse en un buen programador en 9, 10 o 12 semanas.

Aprender a programar es un proceso que requiere una gran dosis de curiosidad, autoaprendizaje y práctica constante. Para aquellas personas que no han programado antes, un curso de programación como el de ISDI Coders da a los estudiantes las bases necesarias para ser capaces de desarrollar una aplicación web completa. Después, igual que cualquier estudiante que provenga de una escuela tradicional, deberá adquirir experiencia trabajando como programador junior.

Algunos de nuestros estudiantes acceden al curso con conocimientos previos de programación. Algunos de ellos han programado en lenguajes que han ido perdiendo cuota de mercado y necesitan un reciclaje rápido y guiado. A través de nuestra escuela de programación, no sólo aprenden Javascript sinó también tecnologías modernas como Angular, NodeJS, etc. que les permite reengancharse a una industria que les ha dejado atrás.

Un Bootcamp no es un modelo mágico. Tiene sus pros, sus contras y no es aplicable a cualquier persona que quiera aprender a programar: en pocas semanas tienes una visión profunda de los elementos necesarios para desarrollar una aplicación web, pero es muy intenso, muy corto en el tiempo y requiere de un esfuerzo muy concentrado para adquirir todo ese conocimiento. Para eso tenemos un proceso de admisión muy riguroso: queremos estar seguros que nuestro modelo será de utilidad para los alumnos que entran. Durante esta fase previa al curso tenemos largas conversaciones para asegurarnos que el estudiante tiene las características adecuadas para poder entrar al mercado laboral con garantías de éxito.

El proceso de selección que hacemos en ISDI Coders es duro. Tenemos docenas de personas que nos explican sus motivaciones, su situación personal, sus esperanzas y establecemos vínculos emocionales con todos ellos. A pesar de ello, tenemos que ser rigurosos: sólo un 35% de los aspirantes consigue entrar a ISDI Coders. Cuando no estamos 100% convencidos de la adecuación del curso para un alumno, lo tratamos con el candidato.